jueves, 29 de enero de 2015

¿QUÉ DEBO HACER EL DÍA QUE DEJE DE FUMAR?





Cuando se sienta capaz de dejar el cigarrillo, lo debe dejar por completo. Ese día puede hacer lo siguiente:

Tire las cosas que le recuerdan el fumar cigarrillos Tire todos los cigarrillos. Tire o guarde los ceniceros, encendedores y los fósforos. Aunque le hayan costado dinero, todos esos objetos son tentaciones para volver a fumar.

• Póngase en la boca algo que no sea un cigarrillo Use un pedazo de zanahoria, apio, canela en rama, un palillo de dientes, clavos de olor, dulces, mentas o chicle.

Manténgase ocupado por ejemplo, salga a caminar, escuche música, lea revistas o libros, llame a un amigo por teléfono, juegue con los niños, vaya al cine, salga de compras, vaya a la playa o a bailar, o alquile una película en video. Si siente deseos de fumar, cambie de actividad para mantenerse ocupado y distraído.

• Tome mucha agua y jugos Si toma café, sustitúyalo por café descafeinado. A la vez, se recomienda que evite las bebidas alcohólicas mientras está tratando de dejar de fumar.

Descanse bastante

• Coma alimentos con alto valor nutritivo El comer cinco o más porciones de frutas y verduras todos los días le puede ayudar a disminuir los riesgos de ciertos tipos de cáncer. Incluya también en sus comidas diarias alimentos bajos en grasa y con mucha fibra, como panes y cereales de grano integral.



¿CÓMO ME SENTIRÉ EL DÍA QUE DEJE DE FUMAR?

Algunas personas se sienten mal durante los primeros días que han dejado de fumar. Sin embargo, estos malestares desaparecen en pocos días. Algunas personas se quejan de:

• nerviosismo
• insomnio
• mal humor
• falta de concentración
• dolor de cabeza

Estos problemas son normales debido a que su cuerpo se está liberando de la nicotina.
Distráigase